Vamos al grano: no.

¿Por qué? Por las siguientes razones.

  • Una TV inteligente puede costarte hasta 300 euros más que una TV actual que no lo sea.
  • Las TV inteligentes pueden hacerte navegar por internet con todas las ventajas que eso trae pero la tecnología actual de «Smart TV» quedará obsoleta en un lapso medio de 2 años.
  • Mientras que una TV actual pero no «smart» puede durar como mínimo 5 años, considerando la diferencia de precios de 300 euros es una diferencia de verdad notable.
  • Actualmente existen dispositivos que emulan -y mejoran- la experiencia que ofrecen las «smart TV» a un coste mucho menor. Destacamos el ROKU, Xiaomi – MI TV BOX, APPLE TV o Fire TV. Estos dispositivos tienen un coste entre los 40 y los 160 euros, durarán mucho más de dos años y en ese lapso incluso puedes cambiar tu TV antes.

Ya están advertidos, al parecer no es del todo inteligente comprar una TV inteligente.